… en Belén, en un pesebre, y al que llamaron el Mesías, el Salvador

… ¿No es inverosímil que esto ocurra, año tras año?

… traía una enseñanza que nunca se había oído con tal fuerza

… que resonará hasta hoy: «La verdad os hará libres»

… en la llamada “Cristiandad”

… de la fundación de las universidades en el mundo

… de la empresa española en América, que fue, principalmente, una empresa cristiana

… se tenga fe o no, impregna nuestra forma de vivir como personas y como sociedad

… el cuidado de los enfermos, de los niños, de los pobres, la solidaridad de la pena y la alegría compartidas

… la justicia, el perdón y la esperanza

… El premio de esta búsqueda de la Verdad, a través del amor, es la libertad

… escuela de libertad para el resto del mundo, incluso refugio y amparo de los que la habían perdido

… mucho más que una simple tradición: la Navidad y el Belén … debe guiar toda vida humana digna de tal nombre. Es nuestra Historia misma, la razón de nuestros esfuerzos de cada día, y el futuro al que aspiramos, con alegría y esperanza

 

Share: